PYMES: trabajo colaborativo en red

El trabajo en red de pequeñas y medianas empresas es una nueva forma de organizar la actividad empresarial derivada de la introducción de las nuevas tecnologías, de la reflexión sobre nuevos modelos organizativos, de nuevos valores profesionales y personales y de nuevas formas de utilizar el conocimiento de las empresas.

El proyecto PYMEs en Red surge a raíz del trabajo en red de empresas y profesionales independientes, colaborando conjuntamente en la consecución de proyectos de innovación tecnológica.
El proyecto se centra en la optimización del trabajo en red y consiste en contribuir a la reducción del tiempo de evolución de las redes hacia estructuras más complejas a través de la identificación de un sistema de organización y coordinación sencillo y fácil de usar.

La idea del proyecto parte de la base de que las fases de definición, ejecución y cierre de un proyecto serán más sencillas para grupos de empresas trabajando en red si se dispone de una herramienta metodológica para el desarrollo en red de proyectos que pueda ser utilizada por cualquier agente implicado.

Bajo esta perspectiva, un primer objetivo del proyecto PYMEs en Red es desarrollar un método orientado a la gestión de proyectos colaborativos realizados por equipos de trabajadores autónomos y pequeñas y medianas empresas.

Como segundo objetivo, el proyecto contempla la identificación o el desarrollo de una herramienta de apoyo a la mencionada metodología para la realización de proyectos en red.

Una vez obtenida la herramienta se realizará una sesión de trabajo con los participantes del proyecto PYMEs en Red para evaluar la herramienta y la metodología propuesta.

Después identificar y caracterizar la forma actual de trabajo se extrajeron las necesidades requeridas para facilitar y simplificar el trabajo colaborativo en red. La metodología de trabajo en red fue desarrollada en base a este estudio preliminar. La metodología así definida plantea los siguientes requisitos generales a la herramienta de apoyo:

  • SIMPLICIDAD La curva de aprendizaje del manejo de la aplicación debe ser despreciable. Para ello debe ofrecer las prestaciones justas para soportar la metodología del proyecto. No solo su utilización sino también su arquitectura debe ser simple para facilitar su implementación. En este sentido se obvia la parte de gestión del presupuesto y el control de costes. No se trata de emular un gestor de proyectos como OpenProj o MS-Project. Para permitir el trabajo colaborativo en red el acceso debe ser a través de internet. Con ello se conseguirá además minimizar los requisitos de instalación en la parte de los clientes.
  • COMUNICACION A través de un modelo de comunicación centralizado debe permitir conectar a todos los participantes en un proyecto. Todo ello mediante foros por proyecto, anotaciones por tarea y notificaciones de eventos. También ofrecerá una posibilidad de intercambio de documentos y archivos. Se trata de reducir la utilización de otros medios como el correo electrónico, mensajería instantánea o teléfono. Por último, comunicará eficazmente el estado de un proyecto para que todos los participantes dispongan de una visión común de la evolución del mismo.
  • COMUNIDAD Una vez finalizado un proyecto interesa registrar las experiencias y colaboraciones entre los participantes del proyecto. De esta forma se pretende facilitar el desarrollo de futuros proyectos. En este sentido, conviene disponer de un directorio de organizaciones y empleados, así como, acumular las valoraciones y opiniones sobre herramientas empleadas para la realización de diferentes tareas relacionadas con los proyectos.

A partir de estos requerimientos se exploraron varias herramientas disponibles y actualmente se trabaja en adaptar al máximo una de ellas disponible como código abierto.

Share

2 comments to PYMES: trabajo colaborativo en red