El CCI y la imagen médica en el Hospital Universitario Son Espases.

Entendemos la imagen médica, como las imágenes que se obtienen del cuerpo humano para la práctica clínica, como por ejemplo detección de enfermedades y su diagnóstico.

Si examinamos los aspectos tecnológicos actuales, que intervienen en los proyectos de interoperabilidad de imagen médica, desde el sistema generador de la imagen hasta el sistema destino donde vaya a ser almacenada, visualizada, impresa u otros, notaremos que ésta puede ser producida en diferentes formatos, transferida mediante múltiples protocolos o necesitar de transformaciones según los sistemas destino.

Si bien existen estándares y protocolos para hacer interoperable la imagen médica como DICOM (Digital Imaging and Communication in Medicine) no todos los sistemas generadores o receptores de imagen implementan dicho estándar.

Solemos diferenciar o clasificar las imágenes según sean su procedencia en dos grandes categorías:

  • Radiológicas, habitualmente son las imágenes que se obtienen previa aplicación de agentes físicos, como por ejemplo campos magnéticos, rayos X, entre otros.

  • No Radiológicas, consideramos aquellas que son obtenidas sin necesidad de aplicar necesariamente un agente físico, por ejemplo con cámaras fotográficas comunes.

Utilizamos dicha clasificación debido a que los equipos que generan la imagen radiológica son equipos altamente especializados, que habitualmente implementan el estándar y protocolo DICOM. Mientras que para obtener imágenes No Radiológicas, no siempre es necesario contar con un equipo tan especializado, pudiendo valer una cámara de fotografía con cierto nivel de prestaciones.

En los hospitales del IB-Salut desde hace ya unos años existen sistemas de archivo de imágenes médicas digitales conocidos como PACS (Picture Archiving and Communication System), en estos se almacenan imágenes de forma predominante del tipo radiológico. Tanto los equipos encargados de generar la imagen radiológica, como los PACS suelen implementar el estándar DICOM, con lo cual no suele haber problemáticas de intercambio de información.

En cambio los equipos que se utilizan para la captura de la imagen no radiológica, recordemos que podríamos utilizar una cámara de fotografía convencional con ciertas prestaciones, no siempre está disponible el estándar DICOM, aparte de otras problemáticas derivadas de su correcta relación con la persona de la cual se ha obtenido dicha imagen. Pensemos en dermatología y el uso de una cámara de fotografía mediante la cual se obtiene una imagen de una llaga, la imagen será tomada como muchas otras pero ¿cómo dejamos identificados digitalmente los datos del propietario de la llaga?, ya que habitualmente una cámara de fotografía no suele pedir nombre y apellidos de una parte de un cuerpo que se está tomando una muestra.

Entonces los proyectos de interoperabilidad de imagen médica que abordamos por norma se centran en la capacidad de obtención de la imagen no radiológica de diferentes equipos generadores, la cual tenemos que ser capaces de identificar correctamente, además de transformarla y enviarla mediante el estándar DICOM, para finalmente almacenarla en un sistema PACS.

Los trabajos que se están llevando a termino en el Hospital Universitario Son Espases, por parte del CCI van encaminados a analizar y proponer solución para que tanto equipos generadores de imagen no radiológica, como de imagen radiológica cumplan con lo comentado.

Para conseguir estos objetivos se utilizan herramientas tecnológicas del tipo middleware especializado en el intercambio de imagen médica, que siguiendo unas pautas determinadas permiten la conversión y transmisión mediante el estándar y protocolo DICOM. Además este middleware permite realizar diversas integraciones con el sistema de información hospitalaria (HIS) para la obtención de los datos del paciente que son verificados y/o incluidos en las imágenes según sea el caso, antes de su almacenamiento definitivo en el sistema PACS.

Disponer de un único repositorio de almacenamiento para toda la imagen, sea radiológica o no radiológica, además siguiendo un estándar, debería permitir independencia de proveedores, reducción de costes versus tener múltiples sistemas departamentales, visión única de la imagen médica del paciente siendo a su vez un proveedor de servicios (reutilización) de gran interés a otros sistemas, como pueden ser sistemas de Historia Clínica Electrónica, como el proyecto Historia de Salud de les Illes Balears.

Share

Comentaris tancats.